PREGUNTAS FRECUENTES

PREGUNTAS FRECUENTES

A continuación algunas preguntas frecuentes que le servirán de guía para su selección final.

Sí, se puede instalar en el 98% de los casos.

No. La estructura del ascensor es independiente de la del edificio y se calcula muy sobredimensionada, de forma que incluso podemos decir que el edificio recibe un gran refuerzo, después de haber instalado el ascensor.

No. El funcionamiento del ascensor, pasa desapercibido desde las viviendas. Como cualquier máquina, los ascensores producen ruido, pero las normas de fabricación actuales, solo permiten una propagación tan baja, que solo es perceptible estando al lado de la maquinaria.

Sí. La eliminación de barreras arquitectónicas es una prioridad recogida en la Ley 49/1960 (LPH). Las Comunidades de Propietarios no pueden oponerse a la instalación de ascensor bajo ninguna excusa, cuando lo solicite una persona (Discapacitada o mayor de 70 años) que “viva o trabaje” en la finca.
Sometido a votación el acuerdo de instalar ascensor , cuando se obtiene mayoría simple, este acuerdo obliga a “todos los propietarios de pisos o locales” a contribuir a los gastos de instalación y mantenimiento, con relación a su coeficiente de propiedad.

No. Según se explica en la pregunta anterior, el pago es proporcional al coeficiente de propiedad de cada piso o local; pero es habitual en Comunidades de Propietarios, acordar el pago por alturas o incluso eximir a algunos propietarios. Al ser este tipo de acuerdo ajeno a la LPH, es impugnable en el plazo de 90 días por aquellos propietarios que se crean perjudicados.